Inicio

La fuerza de la academia

Desde sus casas, los profesores de la Universidad continúan generando conocimiento y analizando con rigor la actual crisis ocasionada por la COVID-19, en todas sus dimensiones. La Fuerza de Tarea Uniandes trabaja a diario en documentarla con sustento académico para que la sociedad y el Gobierno tomen mejores decisiones.

Por: Diego Pinzón Másmela
da.pinzon38@uniandes.edu.co

Desde el 16 de marzo de 2020, cuando la Universidad de los Andes redujo a su mínima capacidad el funcionamiento del campus y del centro de prácticas de la Facultad de Medicina, su aporte a la sociedad no ha parado.

Por el contrario, profesores investigadores de diferentes disciplinas han puesto su conocimiento al servicio del país mediante la ‘Fuerza de Tarea Uniandes para el análisis de la emergencia por COVID-19’ que surgió paralela a las dudas e inquietudes que brotaban tan rápido como la propagación del virus.

“Se trata de un espacio para producir rápidamente información con el objetivo de entregar datos confiables a la sociedad, a las empresas, a la comunidad científica y al sector externo en general”, explica Catalina González Uribe, psicóloga y antropóloga egresada de Los Andes. Ella, que también es directora de Internacionalización, lideró la puesta en marcha de este grupo interdisciplinario.

Visualizador de datos Colombia COVID-19

Para lograr la agilidad requerida en cada una de las investigaciones y en los análisis planteados por los académicos, el grupo fue divido en tres: 1. Datos y modelamiento; 2. Comunicaciones, salud pública y bienestar; y 3. Curaduría de información circulante.

Expertos del Laboratorio de Difusión de Datos de la Universidad de los Andes (LADD) crearon un mapa interactivo con número de camas y UCI en Bogotá, para hacer frente a la pandemia.

Juntos, y gracias a las bondades que otorga la tecnología para reunirse, han elaborado una serie de documentos sustentados con todo el rigor académico. Uno de ellos —quizá el de mayor visibilidad en medios de comunicación—, es sobre sistemas de transporte masivo en Bogotá y Medellín, utilizados para la toma de medidas durante las fases de mitigación y contención de la pandemia. Otros han entregado recomendaciones para el abastecimiento de productos; cómo afrontar la cuarentena durante el confinamiento (emprendimiento y teletrabajo); estrategias de logística y gestión de operaciones en salud, e interpretación de variables epidemiológicas, entre otras temáticas.

Y otros más han creado modelos matemáticos para la poscuarentena; un visualizador de casos de contagio en tiempo real y en línea con resultados del Instituto Nacional de Salud (INS); un mapa interactivo sobre la capacidad hospitalaria de Bogotá, con número de camas y unidades de cuidados intensivos (UCI) para enfrentar la pandemia; así como diversos análisis sobre la crisis económica y de salud pública que sacude a los colombianos.

A esto se ha sumado la iniciativa de estudiantes de pregrado y posgrado, incluso algunos de ellos voluntarios que regresaron del exterior, todos unos tesos en visualización de datos a través del uso de herramientas de inteligencia artificial (IA). Ellos hoy conforman el colectivo LADD: Laboratorio de Difusión de Datos de la Universidad de los Andes.

En palabras de su director, Andrés Burbano, profesor de la Facultad de Arquitectura y Diseño, “creamos mapas interactivos, hacemos diseño editorial, traducciones de literatura especializada, diseño de servicios para empresas basadas en IA, IA en transporte y big data aplicado a discurso en redes sociales, y otros proyectos creativos basados en tecnología”.

La virtualidad ha sido preponderante para propiciar el trabajo en equipo y la interacción entre estudiantes, profesores y directivos. “Es gratificante verlos haciendo un esfuerzo por desarrollar proyectos relevantes; por mostrar resultados; por hacer una diferencia desde el complejo tiempo-lugar en que nos encontramos sin perder, a pesar de las condiciones, la capacidad de maravillarnos por el mundo, de respetar la vida, el conocimiento y la creatividad”, expresa el profesor Burbano.

Otro grupo de profesores que se ha vinculado es el de Chequeo COVID-Colombia, liderado por el matemático Alf Onshuus. Este se dedica a validar la confiabilidad y la naturaleza de los resultados de otros estudios científicos sobre la pandemia. “Conscientes de que el conocimiento es esencial en las decisiones que tomemos como sociedad, necesitamos avanzar a un ritmo mayor del que permiten los procesos usuales del avance científico: revisión por pares, referato, publicación”, afirma Onshuus, profesor de la Facultad de Ciencias.

Esta Fuerza de Tarea ha derivado en equipos de trabajo colaborativos interdisciplinarios que “tal vez no se habrían dado de no ser por esta coyuntura que vivimos como sociedad. Vamos a seguir aportando desde la Universidad”, concluye la doctora Catalina Gónzalez, Ph.D. en Epidemiología y Salud Pública de University College London.

Toda la información producida ha sido recopilada en una serie de comunicados de los investigadores. Estos hacen parte de un especial de más de 70 artículos relacionados con la COVID-19. Son un insumo necesario para balancear los debates que acompañan la toma de decisiones del Gobierno, pero también de los diferentes sectores de la sociedad.

UN TRABAJO CONJUNTO

El proyecto de la Fuerza de Tarea se ha llevado a cabo con el apoyo de organizaciones como la Alcaldía de Bogotá, la Cámara de Comercio de Bogotá, la Fundación Santa Fe, Transmilenio, la Secretaría Distrital de Salud, la Universidad Nacional, el Instituto Nacional de Salud, la Gobernación de Antioquia, la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, la Alianza para la Movilidad NUMO y el Imperial College. Adicionalmente, profesores de la Universidad hacen parte del Grupo de Modelamiento y de Transporte Colombia, equipo multidisciplinario nacional creado ante la contingencia por la pandemia de la COVID-19.

CAMBIOS EN LOS HÁBITOS DE LOS COLOMBIANOS

Además de la Fuerza de Tarea, el Centro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe (CODS), cuya sede está en Los Andes, ha aportado a la comprensión de los efectos del virus en la movilidad y en otros comportamientos cotidianos.

Es así como apoyó a los investigadores Daniel Oviedo, University College London; Julián Arellana, Universidad del Norte; Luis Ángel Guzmán, Universidad de los Andes; y Carlos Moncada, Universidad Nacional de Colombia, en la elaboración de una encuesta en línea que concluyó el 24 de abril de 2020. Ellos son académicos de la Red Internacional de Transporte y Accesibilidad en Comunidades de Bajos Ingresos.


Gráfica nube: CODS

La mayoría de los encuestados reportaron problemas económicos, aislamiento de la familia y los amigos y problemas de salud mental y física como los más recurrentes. La siguiente nube de palabras resume los problemas más frecuentes considerando las respuestas de los participantes del estudio: