Inicio

Juntos podemos

Fotos: Felipe Cazares.

Por: Raquel Bernal
Vicerrectora Académica

Estamos ante una coyuntura incierta, difícil e inesperada. Una coyuntura que nos llama a explorar terrenos desconocidos que nos exige dar lo mejor de nosotros mismos. Parecería que enfrentamos con la pandemia del coronavirus una situación que nos sobrepasa en estos momentos. Los desafíos y dificultades son inmensos, no estamos acostumbrados a estas circunstancias excepcionales que debemos afrontar ante los retos que nos plantea el virus, y, en ocasiones, la ansiedad nos desborda. Es ahora cuando más energía, comprensión y apoyo necesitamos los unos de los otros.

No tenemos claridad sobre cuánto tiempo transcurrirá hasta que sintamos que hemos vuelto a la “normalidad”. Todos quisiéramos que fuera más temprano que tarde. Pero la verdad es que no hay certeza. Esta es una situación única, de la cual no tenemos experiencias recientes. Las circunstancias nos llaman a ser parte de un momento histórico. Un momento en que la vida que acostumbrábamos vivir y las circunstancias que definían nuestro propósito en el mundo podrían cambiar de manera inimaginable. Una oportunidad extraordinaria.

Ante esta realidad, en la Universidad de los Andes estamos empeñados en proteger y promover el bienestar de todos los estudiantes, profesores y miembros de equipos administrativos. De la misma manera, estamos trabajando como comunidad científica para aportar a la mejor comprensión del fenómeno con todos nuestros recursos y capacidades. Esperamos contribuir al mejor diseño de políticas y estrategias en los próximos meses para contener el contagio y mitigar las consecuencias de una posible crisis de la economía.

Como parte de este esfuerzo, hemos dispuesto una serie de medidas para cuidar la salud física y mental, el sentido de propósito, la continuidad de la vida y el espíritu de solidaridad y cuidado del otro en nuestro campus, ahora virtual. La cooperación, la humanidad y la proactividad son nuestras guías en este camino.

El teletrabajo, la virtualización de las actividades académicas y el cambio en el sistema de calificaciones hacen parte de nuestro esfuerzo por preservar nuestros objetivos, cuidar de la sociedad y promover el bienestar físico y mental de todos los miembros de esta comunidad. Los cambios han sido súbitos y no son fáciles. De eso estamos perfectamente conscientes. Estamos orgullosos de ver el esfuerzo, entusiasmo y espíritu solidario que esta comunidad ha demostrado durante las últimas semanas.

Raquel Bernal, Vicerrectora Académica de Uniandes

En esta coyuntura, les hacemos una invitación a la flexibilidad, a la solidaridad y a mantener una mente abierta ante las transformaciones y oportunidades que se nos presentarán en los meses venideros. Todos estamos aprendiendo, tenemos circunstancias complejas en nuestros hogares con hijos y hermanos pequeños en clases virtuales de educación básica, adultos mayores que debemos cuidar, situaciones laborales difíciles de las familias y toda suerte de contingencias inesperadas.

En este sentido, la prioridad es el bienestar de cada uno de ustedes y sus seres queridos, mantener nuestros objetivos cotidianos de la mejor manera posible y aprovechar este momento histórico para repensar nuestro rol en la comunidad, en nuestro país y en el mundo.

“Estamos orgullosos de ver el esfuerzo, entusiasmo y espíritu solidario que esta comunidad ha demostrado durante las últimas semanas”.

Es esta también una invitación a recordar que la educación va más allá de dominar los conocimientos de una disciplina. La educación consiste en formar ciudadanos ejemplares, que contribuyen a sus comunidades, que son éticos y responsables con la sostenibilidad del planeta, que tienen la conciencia y la capacidad de cuidar de otros y de ellos mismos, que están en posición de aprender a aprender de manera continua ante los cambios rápidos de los mercados laborales modernos, y que pueden priorizar los valores necesarios para sobrellevar el momento histórico que enfrentan.

Aprovechemos esta oportunidad para relacionarnos de diferentes maneras, profesores y estudiantes, y todos los miembros de la comunidad. Exploremos estrategias que fomenten el aprendizaje autónomo, el amor por el conocimiento, la curiosidad y la creatividad, la innovación y la dicha de aprender por aprender, más allá de una nota en un papel.

Cuídense mucho durante las próximas semanas. Mantengan hábitos saludables en la medida de lo posible. Alimentación, ejercicio físico, relajación y esparcimiento, sueño, contacto (aunque sea virtual) con amigos, familia, compañeros y sobre todo aquellos que están más solos en estos momentos. Juntos podemos.